Como tratar la eyaculación precoz en jóvenes

Estas teniendo relaciones sexuales con una linda chica, estas disfrutándolo mucho y sabes que ella también pero en un momento sientes que ya te vienes y tu chica dice que no pares que aun quiere más. Es inevitable, eyaculaste. ¿Te ha pasado? A muchos jóvenes también les pasa, no eres el único. ¿Pero a qué se debe la eyaculación precoz en los jóvenes? ¿Estás haciendo algo mal? Te lo contamos todo.

El problema de la eyaculación precoz

eyaculación precozMuchas personas asocian la eyaculación precoz en los jóvenes al exceso de masturbaciones semanales que pueden llegar a producirse. Esto es por el hecho de que cuando te masturbas tu único propósito es llegar a la eyaculación, no complacer, ni disfrutar en gran medida, cuanto más rápido eyacules mejor. De manera que puede llegar a existir una programación de tu cerebro a tu miembro. El cual asume que el tiempo estipulado para eyacular es de unos pocos minutos acostumbrándote de esta manera a acabar en pocos minutos y afectando de esta manera tu vida sexual. Y provocando una eyaculación precoz.

Sin embargo algunos jóvenes que no se masturban con tantas frecuencias también están empezando a sufrir de eyaculación precoz. ¿A qué se debe la eyaculación precoz entonces en estos jóvenes? Se cree que el origen de la eyaculación precoz esta entonces en el temor, la ansiedad, la presión y un excesivo sentimiento de culpa. Aquellos jóvenes cuyas parejas presionan para que las complazcan en la cama, o cuyos padres han asustado hablándole sobre la excesiva responsabilidad de las relaciones sexuales tienden a ser los más afectados en estos casos.

La raíz del problema

La ansiedad infundida y excesivamente dañina afecta a los jóvenes que desean llevar una saludable vida sexual. Activa al sistema nervioso adrenérgico el cual es el principal responsable de las eyaculaciones. De esta manera a los que padecen este mal les bastaran solo de estímulos simples y rápidos para desencadenar una apresurada eyaculación. De manera que, podemos llegar a la conclusión de que son estos miedos, esta ansiedad, estos temores los que deben ser reprimidos con la finalidad de evitar la eyaculación precoz en jóvenes y también en adultos.

¿Qué puedes hacer si eres un eyaculador precoz?

Se sugiere que visites a un especialista que pueda ayudarte con tu caso particular, ya que no todos los casos de eyaculación precoz son iguales. Un buen psicólogo podría no solo aconsejarte e identificar la verdadera raíz de tu problema. También puede sugerirte algunos tranquilizantes que ayuden a reducir parte de tu ansiedad y nervios. Según sea tu caso lo importante es que un profesional logre dar con la solución más acertada para ti y una vez que te la revele puedas neutralizar los factores que están afectando tu vida sexual.

Lo que puedes hacer tu mismo para dejar de ser un eyaculador precoz es reducir la ansiedad, el estrés, los sentimientos de miedo temor o culpa y a su vez comunicarte con tu pareja. Ya que de esta manera ella podrá entender que no debe responsabilizarte por completo cuando tengan relaciones sexuales. Aunque no lo creas el orgasmo femenino depende más de la mujer, de que tanto se conozca a sí misma y se sienta cómoda con su cuerpo que del hombre en sí. Es como si cada quien es responsable de su disfrute pero ambos son colaboradores en sí.

Junto con la impotencia sexual, la eyaculación precoz es uno de los problemas más frecuentes en las relaciones de pareja, ahora que ya conoces algo más acerca de ella, está en tus manos ponerle remedio.

En conclusión, la pareja debe comunicarse y tomarse el tiempo en los juegos previos. Para esto se sugieren evitar discusiones y desacuerdos. Así como también fomentar los encuentros sexuales en lugares rejados y fuera de la rutina cotidiana. Sin duda aplicar estos consejos favorecerá notablemente el problema de eyaculación precoz en jóvenes y también en adultos sanos.

Leave a Reply